Cómo planificar y ejecutar una campaña de posicionamiento SEO para mi sitio web

Entrenamiento SEO

Cómo planificar y ejecutar una campaña de posicionamiento SEO para mi sitio web

1. Definir los objetivos y la estrategia.

La primera cosa importante que necesitas decidir es cómo vas a definir el éxito, cuáles son tus objetivos, y cómo vas a medir el progreso hacia esos objetivos.

Cuando se trata de SEO, tu primer pensamiento podría ser:  “quiero que el primer puesto en Google. ¡Eso es  todo!”.

Sin embargo, lo que realmente necesitas hacer es preguntarte a ti mismo estas tres preguntas:

  1. ¿A quién estoy tratando de alcanzar al clasificarme en la parte superior de Google?Responder a esta pregunta va a definir tu público objetivo y crear tus “marketing personas”: personajes diferentes con sus metas, retos, necesidades y deseos. Definirás también el tipo de mensaje que vas a utilizar para llegar a ellos.

  2. ¿Por qué estoy tratando de llevar a estas personas en mi sitio web? ¿Cuál es el objetivo general que estoy tratando de lograr con esta campaña? Debemos ser específicos y concretos, ambiciosos, por supuesto, pero realistas.

  3. ¿Cómo voy a medir el progreso / logro relacionado con mis metas? Estos son los números duros utilizados para calcular el éxito de nuestros esfuerzos. Si no podemos llegar a una métrica para medir el progreso del objetivo, es probable que tengamos que elegir un objetivo mejor definido.

    Podemos vernos tentados a saltarnos este primer paso ir directamente a los aspectos prácticos de una campaña de SEO, pero la importancia de esta parte es fundamental. Será muy, muy difícil tener éxito si ni siquiera sabemos lo que buscamos.

2. La investigación de palabras clave

Las palabras clave siguen siendo muy importantes en el marketing en buscadores y  el SEO. Sin embargo, la manera de investigar y la optimización han cambiado. RankBrain y Hummingbird, los algoritmos de Google, se centran en interpretar el contexto de las palabras utilizadas en una consulta de búsqueda y cuál es el propósito detrás de esa consulta.

En SEO, este contexto se conoce como la intención de búsqueda . Hay tres categorías principales de la intención de búsqueda:

  1. Para aprender más sobre un tema: queremos encontrar más información sobre un tema, la respuesta a una pregunta o la solución a / causa de un problema. Generalmente incluyen palabras como “cómo”, “qué necesito” o “qué es”.
  2. Para evaluar nuestras opciones: ya sabemos algo sobre un tema y ahora estamos evaluando nuestras opciones. Decidimos qué producto o solución es más adecuada para nosotros. Se suelen utilizar frases como “crítica”, “top 10”, “mejor” o “comparación”. También se utilizan palabras como “barato” y “ofertas”, que son grandes indicadores que estamos a punto de pasar a la siguiente categoría.
  3. Para completar una acción: Si se trata de hacer una compra, la suscripción a un servicio o crear una cuenta, en este momento sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a hacer lo que sea. Esperamos que para lograr nuestro objetivo nos lleven directamente a la página de destino. Por lo general, esta categoría tiene menor volumen, pero mayores tasas de conversión.

Si estás luchando para llegar a buenas ideas de palabras clave en cualquier fase del embudo de conversión, hay un montón de grandes herramientas por ahí que te ayudarán a encontrar las palabras clave adecuadas .

Cubos de SEO

3. Auditoría hasta hartarse

Ya tenemos nuestro público objetivo y nuestras metas, hemos hecho la investigación de palabras clave para encontrar las mejores para nuestro público y el embudo. ¡Enhorabuena! Ya tenemos la base de nuestra campaña de SEO. Ahora toca construir. ¿Cuál es el primer ladrillo del SEO? Las auditorías SEO.

Auditoría técnica

El SEO técnico es el proceso de construir un sitio web de manera que sea fácil de rastrear por los motores de búsqueda. Si no está bien, un sitio web podría tener problemas, o incluso fallar, para la indexación. Eso significa que no habría resultados de búsqueda para nosotros.

Al iniciar nuestra campaña de SEO, tenemos que comprobar que nuestro sitio está configurado correctamente. En el control de tu sitio web, comprobarás los siguientes elementos técnicos de SEO:

Mapa del sitio XML: Los motores de búsqueda usan el mapa de un sitio web para encontrar y dar prioridad a sus direcciones URL, una función importante de SEO (incluso si no es un factor de clasificación).

Robots.txt: Al igual que los mapas de sitio, robots.txt no es un factor de clasificación, pero nos ayudará a rastrear correctamente nuestro sitio. Páginas poco relevantes, duplicadas o poco valoradas pueden ralentizar el rastreo.

Velocidad de la página: El tiempo de carga es una parte crucial de la experiencia del usuario y, por lo tanto, del SEO. Ningún motor de búsqueda quiere recomendar un sitio lento. Hay un montón de razones nuestro sitio podría ser lento: imágenes pesadas, demasiadas llamadas a servidor, código no optimizado…

Estructura de las URL: debemos asegurarnos de que estamos siguiendo las mejores prácticas de URL para SEO. Hacerlas concisas y exactas al contenido de la página, evitar el uso de guiones bajos para separar las palabras (utilizar guiones medios en su lugar) y hacerlas más amigables mejorarán nuestro posicionamiento. Así mismo, la búsqueda y eliminación de URLs duplicadas nos hará escalar posiciones.

Meta tags: títulos y descripciones de página son muy importantes para nuestra optimización. A pesar de que sólo los títulos funcionan como un factor de clasificación, las descripciones todavía pueden convencer a los usuarios a hacer clic en nuestro enlace en los resultados de búsqueda. Se trata de dos partes muy importantes para mantener la relevancia de nuestras palabras clave objetivo.

Rastrear nuestro sitio

Para sitios más grandes y más complicados, que tienen una gran cantidad de páginas, vale la pena utilizar un rastreador para auditar nuestro sitio web. 

Con un rastreador de SEO como SEMrush, se pueden analizar las URL de nuestro sitio web y recibir un análisis de las cuestiones que afectarán a la forma en que Google indexa nuestro sitio.

Utilizaremos el rastreador para descubrir problemas con:

Problemas con HTMLque pueden causar que Google vea páginas duplicadas y / o vacías.

Estado de HTTP: Los motores de búsqueda no pueden rastrear las páginas que no se pueden cargar o los sitios en servidores que no responden. Estas páginas también perturban el flujo de jugo de enlace de nuestro sitio y proporcionan una mala experiencia de usuario. Este paso también debe revelar cualquier problema que tengamos con redireccionamientos rotos.

Páginas no indexables: Etiquetas meta robots incorrectas, obsoletas o involuntarias son una de las principales causas de páginas indexables.

Cuestiones canónicas: Las URL canónicas son nuestras “principales” URL. Si nos equivocamos con nuestras etiquetas canónicas, o las URL de las etiquetas no coinciden con el mapa del sitio, podemos tener serios problemas.

4. “El contenido es el Rey”

En el siguiente paso de tu campaña de SEO, es el momento de poner a utilizar todo el trabajo que hicimos en la creación de nuestra estrategia y la investigación de palabras clave. Es el momento de crear algo de contenido.

Al crear tu contenido debes pensar en el usuario en primer lugar. ¿Quién es el público objetivo de esta pieza de contenido y en qué etapa están en el embudo de conversión? Esos dos factores te ayudarán a decidir qué palabras clave de tú investigación de palabras clave utilizarás.

La optimización del contenido en la página se centra en:

La consistencia de palabras clave: debemos utilizarlas a lo largo de la página, y en todos los niveles, en el cuerpo del texto, los encabezados y subtítulos.

Valor: Todo el mundo está hablando de que “el contenido es rey” pero nos estamos encontrando con una creciente saturación de contenidos. ¿Cómo se puede medir el “contenido”? El contenido debe solucionar un problema, dar información y responder a la pregunta del usuario.

Enlaces internos: Los enlaces internos son una gran manera de distribuir jugo de enlace alrededor de su sitio mediante su inclusión en páginas de alta autoridad.

Imágenes: Las imágenes son de vital importancia para la experiencia del usuario (a nadie le gusta enormes bloques de texto). Pero también se puede utilizar como parte de su campaña de SEO. Esto se realiza mediante el parámetro alt HTML en la etiqueta de imagen. Google utiliza la etiqueta alt para “ver” la imagen, por lo que debemos describir lo que está pasando en ella. Utilizaremos únicamente imágenes relevantes y tendremos otro lugar para utilizar la palabra clave. El texto alternativo es también una parte importante de la usabilidad para las personas que utilizan lectores de pantalla o con conexiones lentas a Internet.

5. Construcción de Enlaces

La mayoría del contenido no recibe ninguna acción o enlaces sin algún tipo de promoción, por lo que sólo confiando en su gran escritura no es suficiente.

La clave del éxito de la construcción de enlaces es, una vez más, volver a nuestro público objetivo. Si nuestro contenido es útil para ellos, será mucho más probable que enlace a él.

Si no contamos algo nuevo, o proporcionamos una perspectiva única sobre un tema existente, la gente probablemente no va a querer enlazar a nuestro contenido.

Si conseguimos un enlazado a sitios web de alta autoridad de manera natural nuestras posiciones se verán muy positivamente afectadas.

6. Análisis y seguimiento… y vuelta a empezar

Muy bien. Así que hemos configurado la base de nuestra campaña con una gran estrategia para alcanzar nuestros marketing personas, tenemos un gran grupo de palabras clave, hemos solucionado los problemas técnicos en nuestro sitio, creado algunos artículos fantásticos y construido algunos enlaces. ¡Gran trabajo! Pero no hemos terminado todavía.

En primer lugar, no hay garantía de que cualquier cosa que hemos hecho hasta ahora ha funcionado realmente. Tenemos que ser constantes en nuestro control para asegurarnos de que los cambios tienen un impacto positivo. Seguiremos las tasas de rebote para asegurarnos de que nuestro público objetivo, palabras clave y la estrategia de embudo son coincidentes. Miraremos las clasificaciones y tráfico del sitio web para ver lo bien que se optimizan nuestras páginas. Buscaremos errores de rastreo y páginas indexadas para asegurarnos de que el aspecto técnico de nuestro sitio no está roto en alguna parte.

SEO, como la mayoría de los canales de marketing digital, es un proceso continuo de pruebas, optimización y pruebas de nuevo. Necesitamos configurar correctamente nuestras campañas sobre la base de la estrategia sólida, una buena investigación de palabras clave, la  correcta construcción de enlaces y el contenido web relevante. Si combinas estos pasos correctamente, verás resultados positivos en tu campaña de SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*