Tutorial: Primeros pasos en WordPress

Para inaugurar el 2019 en el blog vamos a empezar fuerte. ¿Te has marcado como propósito de año nuevo ponerte manos a la obra con WordPress? Sabemos que no es tarea fácil pero desde el blog de evelb queremos hacerte un primer acercamiento a la plataforma más famosa para blog y web.

 

Primeros pasos

Los dos primeros requisitos esenciales a los que nos tenemos que enfrentar si queremos crear una página en Worpress son el hosting y el dominio. Para ello deberemos recurrir a empresas especializadas. En el primer caso será un proveedor que, dicho de forma básica, “nos alquile un hueco” en su servidor. Los servicios que ofrece cada empresa serán diferentes, por eso se debe de tener claro cuánto dinero deseamos gastar, qué nivel de soporte técnico buscamos, qué capacidad de servidores de correo utilizaremos, cuánto espacio vamos a necesitar…

Una vez tengamos listo el hosting, el siguiente paso es comprar un nombre. En este caso las claves son encontrar un dominio original, que describa mínimamente qué se van a encontrar los visitantes y que tenga una aplicación en redes sociales que funcione -y que no esté ya cogido, claro-.

Cuando ya tengamos cubiertas estas primeras necesidades que dependen de terceros, es el momento de ponernos manos a la obra con nuestro WordPress. Lo primero que debemos hacer es establecer un objetivo. Una meta de visitas, la regularidad con la que actualizaremos contenido, a quién va dirigido, de qué acciones en las redes sociales se va a acompañar… Cuanto mejor definidos tengamos estos parámetros, menos “perdidos” nos vamos a sentir a la hora de ir desarrollándolo.

 

Descubriendo las plantillas

Llegamos a la fase de decidir qué aspecto tendrá nuestro WordPress y para ello recurriremos a las famosas plantillas. Existen tantas y que a su vez incorporan tantas opciones de personalización que si no tenemos ciertos puntos claros, esta etapa puede resultar eterna. Lo primero es decidir si vamos a recurrir a diseños gratuitos o de pago. Esta decisión debe de tomarse en función de lo completa, compleja y personalizada que queramos que sea nuestra página. Basta con realizar una búsqueda sencilla en Google para encontrar cientos. De entre las opciones premium, los expertos suelen mencionar entre otras GeneratePress por su ligereza y Divi porque sus funcionalidades nos permitirán ahorrarnos unos cuantos plugins.

 

Plugins para hacer más potente el WordPress

Al llegar a la fase de plugins lo primero que debemos de tener claro es que no podemos perder la cabeza instalándolos, ya que el abuso de estas aplicaciones añadidas pueden aumentar el tiempo de carga de la página. Y esto es malo por dos cuestiones: porque la experiencia del usuario es peor y porque penaliza el SEO.

Una vez dada esta advertencia pasemos a presentar algunos de los más populares. Si le preguntas a diferentes expertos, probablemente uno de los pocos en los que se alcance la unanimidad es en el Yoast SEO. Gracias a este plugin puedes mejorar el posicionamiento de la página casi sin saber qué es el posicionamiento o qué estás haciendo.

El resto de accesorios dependerán de las necesidades de cada WordPress, destacaremos los siguientes: iThemes Security para forzalecer credenciales de usuario, bloquear IPs, frenar ataques y otras cuestiones de seguridad; Thrive Leads para crear y gestionar formularios de suscripción y Compact WP Audio Player para introducir archivos de audio… y así cientos.

 

No olvides el SEO

El SEO en WordPress daría para decenas de entradas, así que trataremos de citar algunos conceptos clave en un párrafo. Ya comentamos que el primer paso es instalar el plugin de Yoast; así que el segundo es hacer caso a sus recomendaciones. Términos como keyword, slug, meta-descripción, empezarán a sonarte familiares y gracias a su sistema de semáforo; el SEO de la web o blog mejorará sin darte cuenta.

Cuando hayas cogido soltura en el tema del posicionamiento, empezarás a manejar términos como link building, sitemap o WPO.

Es el momento de empezar a subir contenido y definir detalles más específicos como el uso de imágenes, las secciones… Pero no podemos caer en el error de creer que el proceso está terminado una vez el WordPress esté “en el aire”, ya que no podemos olvidarnos de hacer periódicamente seguimiento del funcionamiento -links rotos, optimización de contenidos-, de las visitas -usando herramientas como Analytics o Search Console- y demás aspectos que mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *