Evelb

Google y su «Sé responsive»

Google y su «Sé responsive»
admin
Alejandro Llorca
«Carpe diem, memento mori»
Post más relevante: Cómo construir un gran sitio web para tu restaurante

A la hora de lanzar la web de tu empresa siempre se plantea la misma pregunta ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Llegará a mi público objetivo? ¿En qué dispositivo lo va a ver mi cliente? ¿Le gustará el diseño? ¿Es intuitiva? Y seguro que mil y una preguntas más que se resumen en una sola ¿Funcionará? ¿o morirá en el intento…? ¡Eso nunca! No dejaríamos que sucediese.

Google es el jefe. Él pone las reglas

Ahora más que nunca no se habla de otra cosa en las redes sociales, y lo que no son las redes sociales del cambio de paradigma que está llevando a cabo Google, que al fin y al cabo es el que manda, si es por ello que hagamos lo que hagamos no podemos pasar por alto sus cambios, normas o cómo queráis llamarlo, que opción tenemos, fácil: «Sí señor Google» a todo.

La norma está clara: ser «responsive«, pero empecemos por el principio, y de una manera sencilla, este concepto que proviene de las siglas RWD, Responsive Web Desing, no es más que adaptar las páginas web a los smarphones y tablets. La siguiente pregunta que os podríais plantear sería ¿cuántos diseños necesito? Es fácil, ¡sólo uno! simplemente tiene que adaptarse y aquí entraríamos en juego nosotros, que no cunda el pánico evelb al rescate.

Web Responsive DesignWeb Responsive Design

Llegados a este punto y teniendo claro el concepto y que Google ya ha dado la voz de alarma, cómo empresa es lógico plantearse «¿Si no soy responsive, Google me eliminará? ¿Hará que mi web desaparezca? ¿Ya no apareceré en las búsquedas de empresas de diseño, panaderías, floristerías, jugueterías, o dentro de las búsquedas del producto o servicio que comercializo? No sería tan extremo,  estamos hablando únicamente de las búsquedas que se realicen en dispositivos móviles. Sí, sabemos y tenemos claro que nuestros clientes son muy diversos y que acceden en el momento en el que necesitan la información desde el dispositivo que tengan a mano y no todas son búsquedas de escritorio, entonces no nos queda otra, hagámoslo.

Veámoslo sobre un ejemplo…

Pongamos un ejemplo: Juan va caminando por la calle y le suena la alarma del móvil, es un recordatorio de que hoy es su aniversario, no puede presentarse en casa sin unas flores pero no conoce ninguna floristería, hace una búsqueda rápida en Google y ¡tachán! aparece el listado de las floristerías que tiene más cerca, lo que sucedería en este caso es que si Floristería la Bella Flor no ha adaptado su diseño a todos los dispositivos Google no la mostrará perdiendo de esta forma un potencial cliente.

Google, ¿de verdad es tan necesario?

En nuestro día a día, a no ser que las 24 horas estemos delante de una pantalla del ordenador, que espero que no sea el caso, consumimos información en cualquier sitio: esperando al autobús, haciendo la compra, tomando un café o sentados en un parque, y lo que nos acompaña es un smartphone o una tablet. Dos palabras, una búsqueda rápida y voilá! tenemos ante nosotros un sinfín de opciones para aquello que hayamos buscado. Al fin y al cabo el móvil es el medio que tenemos para obtener información, ver, comparar y tomar una decisión de compra, que en muchos casos tomamos antes de haber bloqueado el móvil. Así que la respuesta es sí, es necesario adaptarnos si no queremos desaparecer de las búsquedas.

 

Concluyendo…

No es que la página de tu empresa vaya a desaparecer de las búsquedas, va a seguir estando en la web, pero localizarla va a ser mucho más difícil que antes, así que ponte las pilas y adapta ya el diseño. Adaptarse o morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *