MWC15, la mayor feria del móvil del mundo

MWC15, la mayor feria del móvil del mundo
admin
Alejandro Llorca
“Carpe diem, memento mori”
Post más relevante: Cómo construir un gran sitio web para tu restaurante

Después de andar una media de 20 km al día, los viajes en avión y de la resaca del día después del MWC 2015, en evelb tenemos una cosa clara, el Mobile World Congress es la feria del móvil más importante, atractiva y grande de todos los tiempos. Si hay personas que están leyendo este post que fueron, por lo menos un día, a esta feria saben

perfectamente de lo que estamos hablando.

Impresiones generales

Cualquiera puede pensar que el Mobile World Congress es una feria más. Un evento tecnológico más como los 5 o 6 que hay a lo largo del año alrededor del mundo pero, una vez que te encuentras dentro y comienzas a explorar todas las posibilidades de esta feria, comprendes que esto es algo diferente. No es de nuevos móviles de lo que hablamos, ni siquiera de weareables ni de tablets, estamos hablando de intenciones, de nuevos modelos de tecnología que harán cambiar completamente nuestra interpretación del día a día. Esto, señoras y señores, se denomina “Internet de las cosas” o “Internet of Things” para ser más exactos.

Esta pequeña frase denomina exactamente nuestro futuro inmediato, una nueva era, ya nada va a volver a ser lo mismo y, cuando miremos hacia atrás, no nos vamos a creer que hasta ahora pudiésemos vivir de una manera tan “rústica” por definirlo de alguna manera.

Vale que aún no vemos coches voladores por la calle, ni un tiburón en 3D sale de un cartel de la avenida principal de nuestra ciudad para rodearnos con sus mandíbulas, no; esto va más allá y de una forma un poco más sutil. Nuestra casa, nuestro coche, incluso nuestras mascotas, podrán comunicarse de forma directa con nosotros. Seguro que alguno ya estará pensando en domótica y, dentro de un concepto bastante más amplio, podríamos decir que sí, pero como un elemento más dentro del “Internet de las cosas“, ya que no todo se basa en tener las persianas bajadas y la calefacción encendida cuando lleguemos a casa.

Como aún no nos ha dado tiempo de digerir toda la información recopilada en el Mobile World Congress, este artículo acercará, de una manera más generalizada, nuestras impresiones sobre el evento, el ambiente respirado allí y el nuevo rumbo que pretende tomar todo esto. A lo largo de la semana que viene iremos incorporando nuestros propios análisis de los dispositivos presentados allí y de las nuevas tendencias.

Empecemos por el principio

evelb en el aeropuerto del Prat

Nuestro primer día en el MWC15 fue bastante movido. Llegamos sobre las 11 de la mañana directos del aeropuerto y nuestras ansias iban en aumento cuando comenzábamos a divisar la Fira Gran Vía donde estaba el espacio reservado para la feria. La presencia de más de 95.000 personas aún no se sabía pero se intuía, ya que los periódicos ya lo anunciaban como un hecho los días anteriores.

Nada más bajarnos del taxi, ahí estaba, el Samsung Galaxy S6, presentado el día anterior, en un gran cartel que nos daba la bienvenida en la entrada. Tanto mis compañeros, como yo mismo sentimos un golpe en la nuca que nos impulsó hacia las entradas del recinto ferial sin importarnos la enorme cola de personas con las mismas intenciones que nosotros. Fue algo extraño, lo reconozco, porque ese momento quedó borrado automáticamente de nuestra cabeza en cuanto pisamos la moqueta del Hall Principal y pasamos nuestros móviles por el identificador NFC de la entrada. ¡Por fin! era la primera vez que usaba el NFC en mi Samsung Galaxy S4 y era tan sólo en la entrada.

Como no, nos habíamos preparado los días anteriores y nos hicimos con todos los mapas que pudimos para poder diversificar todas nuestras fuerzas, sabíamos que iba a ser una tarea ardua y difícil, por lo que lo mejor era preparar todos los recorridos y hacernos una lista con todos los stands interesantes, otorgándoles diferentes prioridades, para no perdernos entre bambalinas. Aún no lo sabíamos, pero íbamos a correr una maratón y sin la preparación adecuada puede que nos hubiésemos quedado por el camino.

Desde el mapa, en vista occipital, todo se veía claro y conciso. Recuerdo que lo más repetido en el avión era: “Empezamos desde aquí y vamos llevando todo hecho hasta allí”, pero una vez dentro era bastante más abrumador de lo que nuestras cabezas recrearon en un principio, así que no nos quedó más remedio que separarnos antes de lo previsto y comenzar a recorrer todo el evento para ir habituándonos y así tener una visión general de todo el evento en su conjunto.

Por supuesto fue todo un poco caótico, pero ya teníamos claro lo que debíamos hacer el resto de los días, con todos los stands ubicados y nuestras preferencias completamente localizadas. El primer día fue bien aprovechado.

Segundo y tercer día

Estos dos días fueron los más productivos e interesantes para evelb, ya que conocimos gente nueva del sector, hicimos evelb en el stand de HTCrelaciones importantes y descubrimos muchas cosas que nos ayudarán a seguir evolucionando como compañía tecnológica. Básicamente, estos dos días centramos nuestros esfuerzos en visitar todos los stands españoles ubicados en el Hall Congress, ubicados entre el Hall 4, Hall 5, Hall 6 y Hall 7 y el App World en los Hall 8 y 8.1. Muchos nuevos amigos y muchas ideas interesantes, desde realidad aumentada, monetización de productos virtuales, gestión de empresas desde web y apps, tecnología avanzada made in Spain, servicios de Cloud y sobre todo, redes y más hardware.

Agradable sorpresa, en concreto, con una pequeña compañía llamada ImasD, que fabrica dispositivos móviles modulables, aunque eso lo dejaremos para el post donde analizaremos las startups más interesantes en la feria.

Cuarto y último día

Vaya, desde el post se ve corto, pero en total anduvimos, nada más y nada menos que 60 km cada uno de nosotros, una media de 20 km diarios, ¡imaginaos el tamaño de la feria!

Como no podía ser de otra forma, reservamos el último día para las grandes compañías y sus nuevos dispositivos. Sí amigos, no quisimos ver ningún dispositivo de estas marcas hasta haber decubierto todos los entresijos de la feria, desde el más pequeño hasta el más grande. Por suerte para nosotros, la mayor parte de las compañías que presentaban algún tipo de dispositivo se concentraban en el Hall 3 y el Hall 5, por lo que los kilómetros se redujeron considerablemente, además sabíamos que ese día teníamos que salir un poco antes por la enorme cola que se concentraba en la parada de taxis de la entrada.

Por supuesto, quedamos maravillados con todo lo que presentaron marcas como Samsung, Huawei, ZTE, HTC, LG, Sony, Fujitsu, etc  y la sorpresa española, BQ. Sin duda una de nuestras compañías favoritas, no sólo por su nacionalidad española, sino también por la tecnología que prepara para este 2015 y que estamos deseosos de tener en nuestras manos.

Sobra decir que todo lo tocable lo tocamos y todo lo probable lo probamos. Desde smartphones de última generación, pasando por tablets (que en otro post ya hablaremos de su posible decadencia este mismo año), todo tipo de weareables y gafas virtuales. Una descarga de adrenalina recorría nuestra espalda cada vez que l@s azafat@s de los stands nos ofrecían los dispositivos con una sonrisa.

Conclusión final

Va a ser una experiencia difícil de borrar, sólo será posible hacerlo el año que viene y en la misma feria. Recomendado para todo el mundo, por supuesto. Esta feria es para acumular sensaciones, obtener y desarrollar buenas ideas y,  sobre todo, conocer gente nueva, muy importante para desarrollar un negocio tecnológico hoy en día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *